Agua en la superficie lunar.


Llevamos varios días pendientes de la NASA. El órgano con mayor impacto mundial lo ha vuelto a hacer. Nos ha dejado a todos en vilo esperando su nueva sorpresa. A los amantes de la astronomía, de la ciencia en general, a los curiosos y a los conspiradores. Lleva pegándonos a las pantallas de todo el mundo desde antes del proyecto Apolo. Pasando por Marte y un sin fin de despegues y aterrizajes.

Esta vez nos ha vuelto a llevar a La Luna. No como nos debería llevar que será el proyecto Artemisa. Pero sí que en un paso previo muy importante. Tanto como que la supervivencia de las posibles colonias depende en gran medida de esta noticia.

¡¡¡Hay agua en La Luna!!!

Era algo que llevan sospechando desde 2009, cuando la nave india Chandrayaan-1 reveló los datos de sus sensores infrarrojos. Pero tanto está nave, como la sonda estadounidense Cassini-Huygens, que tenía a bordo un sistema de infrarrojos parecido y obtuvo el mismo espectro, no pudieron certificar. Pues no eran capaces de discriminar el agua del hidroxilo (OH). Por lo que, prudentemente, se guardaron los ganas de ver agua en el desierto lunar.

espectros lunares
Espectros publicados

Pero ahora sí. De manera inequívoca, los datos recogidos por SOFIA (Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja), un telescopio con sensores de infrarrojos de 6 nm montados en un avión Boeing 747 modificado, tras su análisis, reflejan una gran cantidad de hielo en la superficie lunar. Más concretamente en los polos. Y lo han publicado en dos artículos de Nature (1 y 2).

superficie lunar
Imágenes de la superficie lunar de los artículos publicados.

Y la mejor noticia, es que la extracción de tan preciado bien, no parece que vaya a ser complicada. O al menos parece que estas vetas son más accesibles que las ya observadas en los fondos de los cráteres lunares como el Shackleton.

Por lo que parece que la supervivencia de las colonias lunares es hoy más real que ayer. Y que quizás, el proyecto Artemisa no sea tanta locura. Pero también es cierto que estas detecciones están hechas a miles de kilómetros y habrá que acercarse más para saber en que condiciones reales se encuentra este hielo lunar.

Deja un comentario