Bitcoin y el dinero en la red.

Bitcoin y Blockchain

Bitcoin

Bitcoin

Es difícil en los tiempos que corren que alguien no haya oído alguna vez hablar sobre Bitcoins. Ya sea por el increíble valor al cambio en dólares americanos, por robos de Bitcoins, o por ser la identidad del creador uno de los grandes misterios del siglo. Pero, ¿qué es Bitcoin? Cuando lo quieren definir dicen «La moneda virtual» pero a mí me crea más dudas de las que resuelve.

Para empezar, el artículo «LA» parece querer decir que es la única moneda virtual que existe, y además, eso de moneda virtual no deja de ser poco conciso, al fin y al cabo, mi dinero «real» está en los ordenadores de un banco, lo puedo ver mediante mi cuenta en su web y puedo comprar en tiendas de la otra punta del mundo sin moverme de mi sillón. Todo virtual.

Es muy confuso. Y si encima añades a los famosos «mineros» que se pegan por conseguir tarjetas gráficas, mucho más. Parece como si estuviéramos en los años ochenta que la red fuera la Luna y se estuvieran vendiendo «parcelas» de bits a estos mineros que tienen que sacar Bitcoins de sus minas virtuales.

Todo esto crea un halo de misticismo que, unido a todos los ataques hacker y malas prácticas de los últimos tiempos, supuestamente pagados con Bitcoins, hacen de esta «moneda virtual» una especie de moneda de piratas maléficos mezclado con la nueva burbuja del siglo que llevará a la ruina a todos.

Es cierto que en la actualidad, el mundo hacker, ya vista de blanco o de negro, parece un mundo alternativo, una especie de Matrix para inadaptados y bichos raros, donde se permite que los usuarios tengan otra vida. Ese anonimato, que es uno de los puntos fuertes de la red, también es la fuente de sus críticas. O estas dentro con una vida que puede que te guste más o completamente fuera. No es que sea una comunidad cerrada, pero para llegar a ella hay mucho conocimiento que adquirir y muchas habilidades que desarrollar, por lo que no se encuentra al alcance de todos los públicos. Y ese público excluido es mucho mayor que el incluido. Lo que hace que la brecha entre los dos mundos se incremente, se denosté todo lo que está relacionado con las partes más internas, y se vea todo con escepticismo. El mundo friki (palabra comodín en alza).

Un buen ejemplo son los Bitcoins.

«Eso es una burbuja». «Es lo que se usa para pagar a los hacker». «No se puede comprar nada con ellos». «Es la nueva parcela en la Luna para sacarnos los cuartos». «Luego no sirven para nada». «Se están deshaciendo de ellos». etc.

¿Entonces el Bitcoin es la moneda del futuro o del Diablo?

No es ni lo uno ni lo otro. Bitcoin es la primera denominación para los activos de valor que se transfieren mediante el primer protocolo de transferencia de valor totalmente digital, creado sobre una red distribuida, abierta, verificada y publica. Este protocolo es Bitcoin y la herramienta sobre la que trabaja se llama Blockchain o Cadena de Bloques. Y es la mayor innovación en la red de los últimos tiempos.

Bitcoin ha sido la primera, pero no es la única «moneda» y en la actualidad ni siquiera es lo único que se transfiere usando el protocolo Blockchain. Tiene un protocolo de emisión cerrado y nadie sabe qué pasará cuando todos los Bitcoins sean creados. Por lo tanto, su futuro es incierto, y su pasado, aunque documentado, tiene muchas «versiones místicas».

Lo cierto es que antes de Blockchain y Bitcoin, la red mundial tenía un protocolo para todo. IP/TCP, FTP, HTTP, SMTP, etc. Pero no había un protocolo establecido para el dinero. Es cierto que teníamos sistemas para manejar nuestro dinero real desde nuestra pantalla, sin movernos físicamente, pero el dinero en sí es real y estos sistemas lo que hacen en realidad es comunicar a los bancos. No existía un protocolo «nativo» para manejar «valor» en la red.

Y digo manejar valor pues una moneda, para considerarse tal, tiene que almacenar valor, poder usarse como medio de pago y ser capaz de expresar ese valor. Si yo tengo 20 € puedo comprar un libro y todo el mundo que lo vea puede saber cuánto valor tiene ese libro, o al menos el valor aproximado al cambio en divisas. Si yo tengo 20 BTC (Bitcoins) tengo un valor no muy determinado que puedo usar para comprar algo con precios no regulados y que cada minuto tiene un valor diferente. Al Bitcoin solo le falta un poco de regulación para ser una moneda hecha y derecha, pero en la actual red, esa regulación parece un poco dífila.

Pero al margen de los tecnicismos, Bitcoin es un sistema de valor para transacciones que se realiza en un protocolo público que garantiza la transparencia y el anonimato, pues aunque las transferencias son públicas y todo el mundo puede seguir la línea temporal, el dueño de las carteras o wallets de la red es totalmente secreto. Es indescifrable. Por lo tanto podemos seguir las transacciones para saber que un monedero tiene un millón de Bitcoins pero no sabremos quién los tiene si él no lo hace público.

Por lo tanto Bitcoin es la parte visible de un sistema de un nuevo protocolo de red que muy posiblemente sea la base de la moneda del futuro. Que es avalada por muchos por su transparencia en cuanto que no se pueden falsear los libros de cuentas, y a la vez privada pues nadie sabe quién está detrás de esas cuentas. Pero denostada por otros muchos ya que supondría la desaparición de los intermediarios y el control/regulación de instituciones como el Banco Central Europeo que «ayudó» a superar la última crisis con sus actuaciones.

El tiempo dirá cuál es el futuro de Bitcoin, Blockchain y la moneda virtual. El mercado suele regularse a sí mismo, a pesar de los deseos de algunos. Solo podemos esperar acontecimientos e intentar informarnos correctamente de ellos. Porque aunque es muy posible que de aquí a 10 años algunas de estas monedas sean historia, pero son muy posiblemente el primer paso a un nuevo sistema económico.

Deja un comentario