Conjunción de misiones marcianas.

Marte

Es cierto que la ventana de tiempo en la que se pueden lanzar misiones espaciales con destino Marte está muy definida. Pero no deja de ser sorprendente que en una semana tres misiones marcianas lleguen al planeta rojo después de siete meses de vuelo. ¡Casi se chocan!

La misión Mars2020 es la más conocida y la más ambiciosa en cuanto al potencial de la misión, ya que está dentro del marco de cooperación internacional. Pero en este ciclo de llegada ha sido la tercera, aunque no la menos espectacular pues es la única que ha tocado tierra de momento.

La primera en llegar fue la nave de Emiratos Árabes.

misiones marcianas
Primera imagen de Marte tomada por Hope.

Si, de Emiratos Árabes. Nuevo e inesperado país en la «conquista espacial». Esta sonda, mucho más modesta que las otras tanto en instrumental como en objetivos, llevó a su país a ser el quinto en llegar a Marte. Y para aumentar el simbolismo que nombre mejor que Hope para esta misión marciana.

Los miembros de la Emirates Mars Mission o EMM observaron desde el control del Centro Espacial Mohammed bin Rashid (MBRSC) en Dubai como la sonda reducía drásticamente su velocidad para no pasar de largo el Planeta Rojo. El acoplamiento a la órbita marciana en la que vivirá los próximos dos o tres años fue realizado de forma automática. Con la sonda ya en posición, el equipo encargado del proyecto afirma que el simple hecho de haber llegado a Marte es para ellos todo un logro. Y verdaderamente lo es. Ahora toca obtener más resultados que la simple experiencia de lanzamiento y llegada. El instrumental que lleva a bordo Hope le permitirá tomar mediciones del clima marciano desde las alturas como las de los satélites meteorológicos terrestres.

La segunda en llegar fue la nave china. El primer objetivo de la Tianwen-1 (preguntas al cielo) es orbitar el planeta analizando los polos, y más en concreto la llanura Planitia Utopia. El objetivo es encontrar el sitio ideal para que pueda amartizar el rover chino. Tiene un plazo de entre tres y seis meses para realizar esta compleja maniobra. El objetivo final de la misión es encontrar signos de vida. Pero el colofón de esta misión es ser la primera pieza de la estación espacial que China está diseñando para el 2022. Lo que supone el inicio de otra carrera espacial que fomentará las misiones marcianas en los próximos años.

Y la ultima en llegar y la única que ha tenido que superar los siete minutos de terror del amartizaje ha sido la Perseverance. La compleja maniobra de acercamiento y aterrizaje en Marte son minutos de mucha tensión. A la dificultad de la brusca desaceleración se suma que todo el proceso es automático y sin capacidad de reacción humana debido al retardo de las comunicaciones. El proceso es similar al de otras misiones marcianas, y tenía una tasa del 40% de éxito. En esta ocasión el proceso ha sido más crítico debido al mayor peso de la sonda. Pero las experiencias pasadas han sido claves en el éxito de la misión.

Esta misión internacional tiene como objetivo recorrer la superficie marciana buscando muestras de vida en el cráter Jezero. Este emplazamiento ha sido escogido por que los datos indican que estuvo cubierto de agua. Ya que se cree que era el delta de un rio.

Esquema del rover Perseverance. NASA

Esta misión marciana es especial para España, ya que entre su instrumental que transporta el rover más grande enviado al espacio se encuentra un satélite español. Es la tercera de las misiones marcianas en la que el rover está equipado con instrumental español. La estación meteorológica MEDA (Mars Environmental Dynamics Analyzer) se une a REMS (Rover Environmental Monitoring Station) embarcada en el Curiosity (2012) y a TWINS (Temperature and Wind for InSight) dentro de la misión InSight (2018). Tres laboratorios ambientales diseñados por INTA. Un logro alcanzado por muy pocos paises.

Independientemente de que hayan llegado a la vez, estas misiones están cargadas de simbolismo. La emiratí, por sumar un nuevo país a la exploración espacial. La china, por marcar un nuevo territorio de confrontación científica, y mostrar las intenciones espaciales de un país que cada poco tiempo nos informa de la superación de un nuevo hito tecnológico. Y la internacional MARS20, que parece seguir inamovible su hoja de ruta a pesar las presiones sociales y económicas. El proyecto Artemis, los sueños de Musk, los problemas económicos y las tensiones políticas parece que no haber afectado a esta misión que llega en un momento de incógnita para la continuidad del proyecto MARS.

Desde casa estamos expectantes por conocer los resultados de los experimentos de estas sondas y esperamos que haya muchas más misiones marcianas en el futuro.

Deja un comentario