Copérnico, Galileo y HAPS. El BigData de la ESA

ESA

Dicen que la información es poder. No sabemos cual es el fin que mueve a la Agencia Espacial Europea, ESA, a impulsar sus nuevos proyectos. Pero si está claro que el objetivo es la obtención de una gran cantidad de datos de todos los rincones de la tierra. El medio son sus tres proyectos de captación de datos, dos mediante satélites (Copérnico y Galileo) y uno mediante un prototipo híbrido (HAPS, High Altitude Pseudo-Satellites).

Sentinel 1-A y A-B. (ESA)

Copérnico y Galileo: El primero es un sistema de observación terrestre desde el espacio a nivel global. Consiste en una red compuesta por una treintena de satélites, con seis satélites Sentinel dedicados exclusivamente, y la colaboración de infraestructuras terrestres para procesar y transformar los datos. La constante capturan de imágenes y otros tipos de datos de la superficie de la Tierra genera una base de datos gigantesca sobre esta.

Satélite FOC de Galileo (ESA)

El segundo es equivalente al sistema GPS americano (Global Positioning System), pero mucho más moderno y potente. Aunque el proyecto ha sufrido un gran número de problemas y retrasos que han supuesto un gran desembolso de dinero por parte de la ESA, finalmente los satélites que forman el proyecto fueron satisfactoriamente lanzados a la atmósfera y los resultados obtenidos son muy buenos.

Con estos dos sistemas, las compañías que lo deseen pueden solicitar informaciones específicas para realizar aplicaciones y programas que ayuden por ejemplo a la extinción de incendios, adecuar los regadíos o los cultivos, el mejor aprovechamiento de los terrenos, pronósticos medioambientales, etc. Algunos ejemplos son:

Imagen multiespectral de las afueras de Córdoba. Resaltado de las diferencias en la cobertura vegetal de las tierras de cultivo (Programa Copérnico, ESA)

Detección de cambios en el terreno. Datos Sentinel-1A del 14 de Octubre del 2014 y Sentinel-1B del 09 de Octubre del 2016 (Programa Copérnico, ESA).

Imágenes para exploración de terrenos. Imagen RGB 4-6-8 de La Escondida, Chile. (Programa Copérnico, ESA)

Balsas de evaporación en el Salar de Atacama, Chile. (Programa Copérnico, ESA)

HAPS: Es el proyecto más innovador. Es un nuevo modelo de vehículo no tripulado para la captación de datos e imágenes. Es un híbrido entre satélite y dron. Capaz de llegar a la estratosfera y permanecer en ella meses enteros sin tener que regresar a tierra para abastecerse. Las ventajas de este tipo híbrido de satélites es que al no encontrarse en una órbita externa, la información que se envía a la tierra no ha de atravesar la atmósfera y no sufrirá distorsiones. Las comunicaciones son más «limpias». Mientras que al encontrarse a esas altitudes el consumo de energía para mantener el vuelo es mucho menor y puede realimentarse mediante un sistema solar de forma más eficiente que en capas inferiores.

HAPS,. Prototipo híbridos entre satélite y dron de la ESA.

Con la implantación de estos proyectos, la ESA se situaría como el principal suministrador de todo tipo de información. Ya sea en tiempo real o como base de datos histórica. Ahora la pelota está en las compañías, públicas y/o privadas. Ellas son las que han de realizar el esfuerzo de procesar los datos suministrados y de aplicar la cantidad de información obtenida con estos nuevos proyectos. Estamos a las puertas de una nueva economía basada en las nuevas tecnologías por las que tanto los satélites, como la capacidad de almacenamiento y procesamiento de las estaciones terrestres, son cada vez más potentes y baratas. Es posible que en los próximos años, los usuarios tengamos a nuestra disposición cada vez más aplicaciones y herramientas que utilicen este tipo de datos para hacernos «la vida más sencilla».

Para leer más:

Deja un comentario