Flujo de tiempo. ¿Continuo o alterable?

flujo de tiempo

El tiempo pasa. En eso estamos todos de acuerdo. Las hojas de los arboles se caen, las estaciones pasan, crecemos, envejecemos… Pero, ¿es es el tiempo? O simplemente es la inercia de las propiedades física. Los fiscos definen el tiempo, o flujo de tiempo, en relación con el espacio. Plantean una imagen de la realidad en cuatro dimensiones, tres de espacio más el tiempo, denominada espacio-tiempo. Por lo tanto si un espacio se expande, también se expande el tiempo y se se contrae, se contraen los dos. Por lo tanto el tiempo es una propiedad indivisible del espacio. El universo se mueve, y por eso existe un tiempo en movimiento.

Esquema de la evolución de Universo.

Según esta teoría, si todo el Universo tiene un espacio-tiempo que se expande, y sabemos que cuando por ejemplo dos agujeros negros se fusionan, en el instante siguiente se crea un nuevo espacio en el Universo. Y si creamos un nuevo espacio, debería crearse un nuevo tiempo. Esta podría ser la explicación de la creación de las ondas gravitacionales que captura el programa LIGO. Un nuevo milisegundo de tiempo para un nuevo espacio creado.

Si nos quedamos con esta definición del tiempo, los viajes en el tiempo no serían posibles. No podemos alterar el espacio. Para empezar, el futuro no existe dado que el Universo no se ha movido aún. Y por otro lado, no podemos volver atrás pues físicamente no podemos alterar el espacio para que el espacio creado por el choque de los dos agujeros negros anteriores se contraiga y vuelva a generarlos.

Por otro lado, en la Teoría de la Relatividad, se define el flujo de tiempo en función de la Segunda Ley de la Termodinámica. El tiempo fluye en la dirección de incrementar el desorden, o entropía, en el Universo. Como la entropía, debida a la expansión, nunca puede disminuir, el tiempo siempre debe incrementarse.

Estas dos definiciones parecen coincidir rotundamente en lo que es el flujo del tiempo y como se comporta. Los viajes en el tiempo están descartados. Un huevo frito no volverá a ser huevo y el hielo enfría lo que tiene a su alrededor.

Pero, ¿y si modificamos las condiciones iniciales?

Esto es lo que se planteó un equipo de la Universidad Federal ABC, Brasil. Este equipo ha publicado un experimento en el que demuestran que si en un entorno aislado modificamos las condiciones iniciales de forma que la entropía local disminuyera, el flujo de tiempo se invertiría. En el experimento no podemos ver como se desfríe un huevo, pero sí que podemos ver como el hielo calienta un objeto. Igual que modificamos el flujo eléctrico para cargar y descargar una batería. Podríamos invertir el flujo de tiempo para revertir acciones. Y digo acciones ya que parece que la materia, una vez evolucionada, no está muy dispuesta a dejarse volver atrás.

El experimento se basa en las propiedades cuánticas de las partículas. Introduciendo cloroformo (CHCl3), que está formado por un átomo de carbono, uno de hidrógeno y tres de cloro, en una serie de campos magnéticos se puede manipular el espín del átomo de carbono. De esta forma, si realizamos el experimento con dos moléculas de cloroformo, los átomos de carbono se entrelazan.

Con este nuevo sistema, que plantea un Universo como una calle de dos direcciones. El flujo del tiempo ya no tiene por qué ir siempre en la misma dirección. Como una flecha hacia delante. Por eso este grupo de científicos brasileños hablan de cambiar la flecha del tiempo. Podríamos crear objetos de espacio pequeño en los que se pudiera alterar las propiedades de forma específica para que las condiciones iniciales fueran tales que se invirtiera la flecha del tiempo. De esta forma se podrían alterar fenómenos en situaciones controladas que no requieran cambios ni de materia ni de espacio.

Las aplicaciones prácticas de estos dispositivos no parecen muy intuitivas. Los investigadores tendrán que ver primero a que podemos aplicar estos retrofenómenos, y desarrollar las aplicaciones. Pero podríamos por ejemplo imaginar un motor que primero extraiga energía de enfriar un compuesto y después de calentarla. De esta forma nunca se agotaría el combustible.

Noticias relacionadas:

Dejar un comentario