Isidoro Cabanyes

Isidoro Cabanyes

Isidoro Cabanyes

Isidoro Cabanyes

Isidoro Cabanyes Olzinellas nació en 1843 en Villanueva y la Geltrú. Sexto hijo de José Antonio Cabanyes Ballester y Josefa Olzinellas Romero. En la infancia, Isidoro recibió una buena educación en Artes ya que su padre, terrateniente con negocios internacionales que hablaba cinco idiomas, era un apasionado de la pintura y uno de sus tíos, Manuel Cabanyes, era poeta. Quedó huérfano siendo aún niño, su madre murió en un parto posterior y su padre poco tiempo después al no recuperarse de la perdida de su mejer y de la niña que traía. Junto con sus hermanos paso a estar bajo la tutela de otro de sus tíos paterno, Joaquín, casado y sin hijos.

La carrera de Joaquín, militar, influyó notablemente en la nueva familia, pues tanto Isidoro como varios de sus hermanos ingresaron en la Academia de Artillería de Segovia al cumplir la edad mínima. Entro en grado de cadete y en los siete años que estuvo internado paso por los cargos de sub-brigadier, subteniente y teniente. Cuando salió de la academia en 1864, fue incorporándose a diferentes batallones que le permitieron formar parte de los acontecimientos políticos del momento, como en la Tercera guerra Carlista o en el Cantón de Cartagena. Siendo ya capitán fue uno de los militares que dimitieron en 1873 tras el decreto de Amadeo para ser posteriormente restituidos con la restauración. En el plano personal, en 1870 contrajo matrimonio con Margarita Mata, con la que tuvo tres hijos.

Los años posteriores fueron un periodo de paz que dieron la posibilidad a Isidoro de ostentar diversos cargos en el Ministerio de Guerra y ascender en la escala mientras podía dedicarse a su otra pasión, las ciencias. Al final de su carrera militar, ya siendo coronel, pasó un tiempo en la Academia de Segovia y finalmente en Cartagena hasta que se retiró en 1905.

Los últimos años de su vida, siempre ligado a las ciencias los paso en San Lorenzo del Escorial donde falleció en 1915.

Vida científica:

Isidoro Cabanyes con el generador eléctrico del Ministerio.

Isidoro Cabanyes, desde su etapa en la Academia de Artillería, mostró una predilección por las ciencias aplicadas. A pesar de sus diferentes cargos en la carrera militar, siempre encontró tiempo para dedicarlo a estar al día con los adelantos científicos que se publicaban fuera de España e intentar aplicarlo a realizar mejoras, tanto militares como civiles. Realizó varias publicaciones y patentes internacionales, e incluso sabemos que llegó a tener un taller en Madrid donde cumplió los requisitos de construcción de varias de ellas aunque desgraciadamente no queda rastro de dicho taller en la actualidad. A lo largo de sus años de militar, pidió y se le concedieron varias licencias para viajar por Europa y realizar diferentes estudios. Coincidió con la época de la iluminación, realizando varios avances y llevando a termino algunas instalaciones eléctricas en edificios y zonas de Madrid. Incansable inventor diseñó un submarino cohetaneo al de Isaac Peral y las torres solares además de otros proyectos menos ambiciosos.

Proyectos:

  • Generador de vapor de efecto instantáneo: Aunque no tenemos más documentación de el que unas pequeñas referencias en los registros militares es el primer invento reconocido de un Isidoro Cabanyes aún cadete que debió de ser una máquina de vapor para la Academia que le permitió ahorrar agua y gas.
  • Aire comprimido: En los años posteriores realizó estudios para sustituir las máquinas que alimentaban la industria basadas en modelos de sangre y vapor por unas de agua a presión. Llegó incluso a presentar una patente en Francia de su puño y letra, «Système de moteur au moyen de l’air comprimé, applicable à un grand nombre d’industries». También aplico este elemento a otros proyectos como un ascensor de carga para remolques. Llegó incluso a disputarle a Léon Ribourt la paternidad de la locomoción de aire y obtuvo cierto reconocimiento internacional.
  • Carbón artificial: En 1874, ya en Madrid presenta la patente «fabricación de carbones artificiales por medio del estiércol» pasando la comprobación de creación en sus talleres.
  • Motores de Gas y gasolina: Cohetaneos a los estudios del carbón, realizará varios estudios con máquinas impulsadas por gas como las de Otto y Langen y la poco conocida de Gilles, sobre la que basa sus experimentos demostrando estar al tanto de todas las novedades internacionales.
  • Fotógeno: En 1880 presenta una nueva patente de forma compartida para la explotación de un invento que mediante la utilización de bombas de gas podía dar luz y calefacción. El 20 de Marzo de ese año se instala en el Café Imperial de Madrid. El desarrollo de la electricidad tumbaría este gran invento pues no se renovó la patente.
  • Electricidad: Después de ponerse al día de los avances en el tema visitando exposiciones internacionales como la de París de 1881, crea un sistema de iluminación mixto entre el arco voltaico y la incandescencia con luces más agradables y de menor coste para iluminar su taller, pero estas no tuvieron gran repercusión.
    Por aquellas fechas se inicia la instalación de un tendido eléctrico en el Ministerio de Defensa ganado en concurso por La Sociedad Española de Electricidad, dirigida por Tomás Jose Dalmau. Es de suponer que Isidoro Cabanyes tuviera algún tipo de implicación dentro de la sociedad ya que era el contacto en el Ministerio y la instalación se llevó a termino en tiempo recor. El sistema, alimentado por un motor de vapor de 25 caballos y varios generadores fue posteriormente utilizado para alumbrar el Café Madrid y el vestíbulo del Palacio Real además de algunos clientes particulares. Posteriormente realizaría la instalación de otros tendidos eléctricos como el del Paseo del Prado.
    Realizo varios trabajos paralelos relacionados, como la investigación sobre los acumuladores, etc.

Planos del submarino diseñado por Isidoro Cabanyes y Miguel Bonet

  • Torpedero submarino: En 1885, debido a los problemas con la dirección de La Española, se desliga de las instalaciones eléctricas y comienza junto con su compañero el entonces capitán Miguel Bonet Barberá la documentación para la creación de un torpedero submarino. El submarino estaría alimentado por un sistema eléctrico de acumuladores, sistema que bajo la petición expresa de los autores se implemento de forma separada para la realización de pruebas. A pesar de la buena acogida por parte del Ministerio de Defensa, al coincidir en época con el submarino diseñado por Isaac Peral, fue descartado y abandonado. No obstante recibió varios premios por estos diseños.
  • Motor solar: En 1890 presenta un diseño para la obtención de agua subterránea para el regadío mediante vaporización. Para ello, Cabanyes, plantea un sistema circular de espejos que focalizarían en el pozo para concentrar el calor del sol en este. Este diseño barato y fácil de construir y manejar no llegó a tener buena acogida pero fue la base para que en 1902 presentara la patente del motor solar. Este primer diseño consistía en una torre cilíndrica sustentada sobre una base cónica que localizaría el calor del sol, creando una corriente de convección a través del tuvo. Cabanyes propone rellenar el tuvo con una serie de turbinas de su invención, con aspas más alargadas y planas, para aprovechar la corriente generada para obtener energía mecánica. El primer diseño para cumplimentar la patente se llevó a termino en Cartagena, donde por aquel entonces se encontraba destinado.
    En la renovación de la patente, Isidoro Cabanyes introduce ciertos cambios en la parte inferior que permitirían un mayor aprovechamiento de la luz solar y sustituirla por otras técnicas como la quema en días no soleados.
    Posiblemente debido al escaso rendimiento de la torre, de tan solo 32 metros de altura, y construida con los materiales del momento, el diseño se desestima por el propio Isidoro que deja caducar la patente. Años más tarde, ya en su retiro en Madrid y posiblemente impulsado por el terrateniente Luis de la Mata, retoma el diseño y realiza nuevas mejoras. La construcción se llevará a cavo en la finca La Piovera, propiedad de La Mata y sufragada por este. Sabemos que también realizaron un modelo más pequeño para su presentación en la Exposición Industrial de Madrid de 1907 en el parque del Retiro, donde recibieron una mención de honor.

Diseño original del motor solar presentado por Isidoro Cabanyes junto con la primera patente y fotografía de la torre solar construida en el parque del Retiro. (aqui)

  • Matemáticas: Durante toda su vida, Isidoro Cabanyes fue un apasionado de los problemas matemáticos y realizo varias publicaciones sobre temas como la trisección gráfica del ángulo. La mayoría de sus publicaciones están complementadas con detallados cálculo matemáticos incluso con estimaciones de rendimiento, ahorro y mejoras frente a otros sistemas similares.

Isidoro Cabanyes fue un genio polifacético. Siempre atento a los avances internacionales para crear nuevos sistemas que significaran avances en los sistemas de energía y sus aplicaciones. Perjudicado o por la situación económica en muchos casos, que hacían inviables o retrasaban los experimentos, o por los prejuicios ante la novedad de sus ideas, sus patentes y avances quedaron casi en el olvido junto con su figura, hasta que hace unos años, empresas internacionales rescataran los diseños del motor solar para la realización de las torres solares que parece que con los nuevos materiales y las nuevas técnicas de construcción que permiten torres más altas, serán los generadores ecológicos del futuro.

Como reconocimiento póstumo, el Ministerio de Economía y Competitividad y Defensa, en septiembre de 2014,  publico el libro «Isidoro Cabanyes y las torres solares» con una recopilación de sus inventos.

Referencias y para saber más:

Deja un comentario