Lluvias de estrellas. Maravillas del Universo.

lluvias de estrellas

¡Que bonitas son las Perseidas! Lluvias de estrellas que hacen maravillarse y soñar a niños y no tan niños. Estas fechas señaladas que marcan días veraniegos con familia y amigos (Hemisferio norte). Noches en vela en buena compañía mirando el cielo estrellado.

¡Que suerte que los meteoritos pasen en verano!

¿O no?

Pues si y no.

Es cierto que las Lágrimas de San Lorenzo son muy populares, seguramente por lo del veranito y la familia. Pero no son las únicas lluvias de meteoritos. A lo largo del año hay varios periodos de actividad de meteoros.

Eso sí, las Perseidas, junto con las Cuadrántidas de Enero y las Gemínidas de Diciembre, son las que más frecuencia y luminosidad tienen. Y en Diciembre y Enero hace frió, suele llover y tenemos que trabajar.

En realidad existen muchos periodos en los que objetos espaciales chocan contra la atmósfera produciendo estelas. Estos objetos, normalmente pequeños trozos de roca o incluso granos de arena, se llaman meteoroides y pueblan y surcan el espacio. Pueden ser restos de explosiones estelares, de colisiones de cuerpos celestes o simplemente de la desintegración de cuerpos más grandes.

Cuando un meteoroide entra en contacto con la atmósfera terrestre, este empieza a desintegrarse dejando a su paso una estela de gases y partículas más pequeñas. En el tiempo que dura ese proceso se le denomina meteoro. Pueden ocurrir dos cosas. La más habitual es que el meteoro se desintegre por completo. La segunda es que debido al tamaño, al ángulo y a la velocidad de entrada, el objeto atraviese la atmósfera y llegue a La Tierra, pasando a ser un meteorito.

Este proceso de desintegración es muy rápido. Por eso se llaman fugaces ya que las estelas solo son visibles apenas unos segundos y normalmente ni eso. Y se producen durante todo el año. Tanto de día como de noche.

Pero en el espacio hay zonas en las que se concentras estas rocas y restos espaciales. Imaginemos una mesa después de una comida. Es normal que al rededor de los platos de los comensales se encuentre acumulación de restos de comida, como migas de pan. Pero el resto de la mesa también tendrá diferentes restos. Si posamos un dedo en la mesa y lo movemos por la superficie, chocaremos contra esos restos en mayor o menor medida, si nos encontramos cerca o lejos de donde estaban los platos. Y si el recorrido es elíptico-circular y periódico, nos encontraremos más restos en los mismos puntos cada vez.

colisión de órbitas para las lluvias de estrellas
Diagrama de la tangente entre la órbita terrestre y la cola del cometa que genera las Perseidas.

Si ahora suponemos que la mesa es el espacio del Sistema Solar. Y los comensales son o han sido asteroides o cometas. Estos han ido deshaciéndose por el constante azote de los vientos solares dejando a su «lento» paso muchos trozos sueltos como migas de pan. Y que el dedo sobre la superficie de la mesa es La Tierra, que en su órbita va cruzando cíclicamente esas concentraciones de desperdicios. Podemos hacernos una idea de por que las lluvias de estrellas son periódicas y se repiten en las mismas épocas del año.

constelación de Perseo
Constelación de Perseo, zona de origen de las Perseidas.

Las lluvias de estrellas se asocian a un asteroide o cometa activo o extinto localizado por la medición de la trayectoria y la dirección de los meteoros. En el caso de las Perseidas, se asocian al cometa Swift-Tuttle que roza su enorme órbita con la de La Tierra con un radiante localizado en la constelación de Perseo. Esta órbita está muy poblada de meteoroides lo que otorga a las Perseidas una tasa de objetos visibles de 100-110 por hora dependiendo del año.

Geminis
Constelación de Géminis

Las Gemínidas pueden verse desde el hemisferio norte en torno al 14 de Diciembre. Están centradas en la constelación de Géminis, encima de las cabezas de Castor y Polux. No fue hasta 1983 cuando se encontró su origen en el asteroide Faetón. Hasta el momento, todas las zonas de actividad meteoroide descubiertas tenían su origen en un cometa. Por lo que las Gemínidas resultaban una anomalía. Estudios posteriores parecen determinar que Faetón es un antiguo cometa extinto, del que sola queda un asteroide sin fuerza y el rastro de su órbita. La tasa de esta lluvia es quizás la más alta, dependiendo del año, pues suele superar los 120 meteoros por hora.

Bootes
Constelación Bootes

La tercera lluvia de estrellas del triunvirato de tasa de meteoros es las Cuadrántidas. Con ellas empezamos el año, pues ocurren en torno al 3 de Enero. Su radiante se sitúa en la poco conocida constelación de Bootes, de la que no sabemos mucho. Pero si que formó parte de la Quadrans Muralis o cuadrante, en relación al instrumento de medición astronómica de la antigüedad. La constelación la dibujó en el cielo J. Lalande en 1795 y en la actualidad no está reconocida, pero fue elegida para dar nombre a esta lluvia de estrellas. Su origen está, de nuevo, en un asteroide. El 2003H1, que se cree que fue a su vez el cometa C/1490 Y1.

Existen más de 10 lluvias de estrellas de meteoros anuales con tasas de más de 20 meteoroides por hora. Depende del año. Draconidas, Leonidas, Acuaridas, etc. Todas preciosas. Unas visibles a simple vista, otras para las que necesitamos telescopios u otros aparatos. Pero todas momentos para apreciar los misterios del Universo.

Por lo que si este año has descubierto una nueva pasión estival con las Perseidas. No es necesario que esperes un año para volver a disfrutarla. Solo un buen abrigo, un buen gorro y ¡esperar que no nieve! Y por si te animas, a continuación te dejamos el calendario para el 2020 publicado por la IMO.

lista de lluvias de estrellas 2020




Referencias:

Deja un comentario