China toma la delantera espacial.


Hace unos días el programa espacial chino consiguió un nuevo hito lunar con Chang’e-6. Esta nueva fase de la agencia espacial china (CNSA), cuyo objetivo era traer material lunar de la cara oculta, parece que va a ser un sonado éxito. Y que los tres objetivos principales se van a cumplir con creces.

El primero era lograr que Chang’e-6 alunizara en la cara oculta de la Luna. Concretamente en el cráter Apolo, cerca del polo sur lunar. Esta maniobra es mucho más compleja dado a que puede producirse apoyo desde Tierra debido a que las señales no pueden transmitirse de forma directa, sino que necesitan rebotar en otro elemento que si se encuentre en una zona de transmisión terrestre. Este proceso incrementa el retardo o latencia de la señal, lo que hace imposible una corrección en tiempo real desde los puestos de control. Y por lo tanto la sonda se encuentra sola en la maniobra, que depende de los procesos automáticos y el control del sistema.

El segundo objetivo era recoger muestras a poca profundidad. Con un potente taladro, Chang’e-6 ha sido capaz de recoger las muestras previstas en menos de tres horas. Dejando tiempo de sobra para extender la bandera China y lanzar un pequeño robot cámara con el que hacerse un selfie.

Y el tercero era que Chang’e-6 y su contenedor de rocas despegaran de la superfície lunar. Rumbo al orbitador de la misión que les espera para realizar una maniobra de «apretón de manos y abrazo fuerte». En esta maniobra le transferirá el contenedor de muestra para que puedan emprender un placido viaje de regreso con los deberes bien hechos y dejando a su país posiblemente en la primera posición de la nueva carrera espacial. Pues este cuarto alunizaje chino demuestra que los planes de colonizar La Luna van muy enserio. Y que las futuras Chang’e-7 (en 2026) y Chang’e-8 (en 2028), junto con el proyecto a Marte (Tainwen), son todo un decálogo de intenciones después de que EEUU los vetara en los proyectos internacionales.

Pues a pesar de que en el último año La Luna está muy concurrida con Japón y La India plantando sus bandera y Rusia intentando recuperarlas. La única agencia capaz de plantarle cara al Proyecto Artemisa y a los sueños de Elon Musk es la CNSA. Y por el momento lo está haciendo con nota.



Vídeo de la misión:




Para leer más:

Deja un comentario