Analizando un agujero negro por entrelazamiento.

QNewsbits

Un agujero negro es una región del espacio en la que se concentra una gran cantidad de masa. Esta concentración de masa crea una atracción gravitatoria que atrapa toda la materia a su alrededor hasta el horizonte de sucesos.

Cuando la materia entra dentro del agujero, es atrapada y no puede volver a salir. Los físicos se debaten entre dos teorías para lo que le ocurre a esa materia. Unos consideran que la información contenida se pierde para siempre. Otros consideran que gracias a la Mecánica Cuántica, esta podría recuperarse. A este fenómeno se le denomina la «paradoja de la información del agujero negro».

Pero suponiendo que la información quedara almacenada, no tenemos acceso a ella debido a que lo que entra en un agujero negro no pude salir. Solo se podría recuperar si el agujero negro se consumiera. Dentro de miles de millones de años.

Pero puede ser que exista una posibilidad. Una cuántica.

Un equipo de investigadores de la Universidad de California, en Berkeley, ha publicado un artículo en la revista Naturecon un experimento. En el explican como se podría utilizar una partícula entrelazada cuánticamente para obtener dicha información. Gracias al entrelazamiento cuántico, dos partículas compartirán toda la información como si fueran espejos a pesar de la distancia a la que se encuentren. Si aplicamos este entrelazamiento a dos partículas, una la introducimos en un ordenador cuántico y otra la mandamos al interior de un agujero negro, deberíamos poder recuperar la información entrelazada.

El experimento ha sido comprobado dentro de un agujero negro experimental simulado con siete qubits. El equipo de Chris Monroe, de la Universidad de Maryland, ha sido el encargado de poner a prueba la teoría de los otros firmantes del artículo.

Aunque solo se ha podido comprobar en un simple qubit y en un agujero negro simulado, la teoría parece solida. Es posible que sea la base para la fabricación de una dispositivo cuántico que puede ser mandado realmente a uno de esos devoradores de información para obtener sus secretos.

Deja un comentario