Piel robótica

Piel sintética para robots

El equipo científico encabezado por Chris Larson de la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York, ha publicado esta semana el descubrimiento de una piel sintética. Esta piel, inspirada en la piel de los pulpos, es capaz de estirarse hasta alcanzar unas dimensiones de cinco veces su tamaño inicial. También puede retorcerse y emitir luz.

Para lograr esta piel han desarrollado lo que llaman un condensador emisor de luz hiperelástico (HLEC) y lo han diseñado utilizando dos electrodos de hidrogel iónicos incorporados en una matriz de silicona. También incorpora varios metales de transición para dotar de color la iluminación.

Este nuevo descubrimiento podría aplicarse a robots y en la electrónica ligera.

Para más información:

Dejar un comentario